martes, 3 de noviembre de 2009

Creación


El hombre se sintió apresado y perdido. Si fue obra de un Dios que lo creó a su imagen y semejanza; definitivamente, nada podría salvarlo de la imperfección.

6 comentarios:

Esteban Dublín dijo...

Muy buen ejercicio, Clara. Me parece un poco complicado el tema del juzgamiento en ese concurso de minificciones, pero siempre te veo muy consistente y participando. Felicitaciones. Espero que al menos te lleves una mención.

DIAVOLO dijo...

Muy bueno. Como consuelo, al menos para mí, me queda que en la imperfección está la belleza. La perfección debe ser tan aburrida...

Besos.

P.D. Se te echa de menos...

El antifaz dijo...

Tan imperfecto que fue el hombre el que creó a dios a su imagen y semejanza.
Tan imperfecto, dice Saramago en la presentación de si libro, que para enaltecer a Abel, desprecia a Caín.

Besos.

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

donde está la perfección...???, Que es la perfección???... los hombres y mujeres somos semejantes...pero no iguales...saludos

josealfonsomartínez dijo...

¡Dios, Carla...! Cuánto en tan poco...
Sublime. Magnífico. De lo mejor que me ha empapado hasta ahora de tus letras.

BlueMoon dijo...

Pues eso, que al fin y al cabo, nadie nadie nadie es perfecto (aunque algunos sí crean serlo, jeje).
Besos.