miércoles, 27 de mayo de 2009

Recuerdos


“¿Te acuerdas de mí?”, la abordó la desconocida nada más verla en el parque, llamándola por su nombre de pila. Ella respondió afirmativamente, con evidente cordialidad, feliz ante tal encuentro casual. Tras las fórmulas obligadas de cortesía, se preguntaron por la salud, se entristecieron al conocer que ambas habían quedado recientemente viudas, hablaron ilusionadas de hijos e incluso intercambiaron fotografías de los nietos. Fue realmente emocionante asistir al encuentro de dos amigas tras largos de ausencia.Tras despedirse de nosotras, le pregunté a mi abuela quién era aquella señora tan amable. Ella respondió: "no lo sé".

17 comentarios:

Alejandro Ramírez dijo...

La cortesía ante todo. Muy bien.

Un saludo.

DIAVOLO dijo...

Me he quedado sin palabras, Clara. ¿Es una historia real?

Un besazo.

Svor dijo...

que bonito, que bonito, que bonito.
que cosa mas tierna, Clara.
un beso fuerte

Martín dijo...

La cordialidad siempre antes que la sinceridad... típico de nuestros mayores. jaja Muy buena historia Clara! Un beso

Miguel dijo...

Qué bonito. Yo le saco muchas interpretaciones. ¿no le queria decir al nieto quien era? ¿no la conocía realmente? ...
Enhorabuena Clara.

Besotessssssssssss

stella dijo...

Me gusto leerte Clara, un relato que puede ser o no real pero encantador de leer
un abrazo
Stella

T.M. dijo...

Hola!
qué abuela más entrañable, me encanta. Y es que a veces es tan fácil hacer feliz a la gente...
besos.

Calvarian dijo...

Caray...todavía hay gente superguay y supereducada que habla con todo el mundo. Bonito
Besix

Soñadora dijo...

Aún tengo la sonrisa que tu escrito me ha provocado dibujada en el rostro! Tengo una tía de 91 años que vive conmigo y he sido testigo de momentos como el que hoy describes!
Besitos,

Clara dijo...

Alejandro, así es, nunca debemos olvidar la cortesía. Un saludo.

Diavolo, si, la base de la historia es real. Un beso.

Svor, muchas gracias! Un besito.

Martín, no se si es sinceridad o temor. Gracias por tu comentario. Un beso.

Miguel, gracias por verlo desde otra perspectiva que yo había ignorado. Un beso!

Stella, en ocasiones, la realidad supera la ficción. Un beso.

T.M., qué razón tienes... no es tan difícil hacer felices a los demás. Un beso.

Calvarian, envidio esa facilidad para entablar converaciones. Un beso.

Soñadora, si llegamos a su edad... seguro que también nos ocurrirá a nosotros. Un besito.

José Manuel dijo...

Desde luego tu relato no deja indiferente, ninguno hasta ahora me ha dejado como si nada. Ese final...me resulta triste. Una palabra, que prefiero omitir, atravesó mi pensamiento. Después he pensado que tenemos que hacer siempre una lectura positiva de todo (a veces imposible). En este caso caso, pienso que esta historia tiene mucho de positivo.

Un abrazo.

Jesús dijo...

¡A mí ya me ha pasado eso!
Buscas, buscas en tus recuerdos. Observas la cara de la persona, sus gestos, escuchas su voz... Desesperadamente buscas un rasgo que te ayude a identificarla.

Y al final decides que no merece la pena romper el hechizo del momento preocupándote por el pasado. Pides su teléfono, "¿el nombre? se me ha olvidado".

Y quizás es un guiño que el destino te está haciendo, uno de esos momentos que o los atrapas o pasan...


Un besote gordo

Netomancia dijo...

No se niegan los recuerdos cuando alguien se anima a acompañarlo a cruzar a ese mundo a veces tan fantasmal. Y mucho menos, se le pregunta quién es cuando a uno si lo conocen.

Saludos!

Clara dijo...

José Manuel, a todos nos puede ocurrir... Gracias por ver el lado positivo. Un abrazo.

Jesús, así es, buscas en tu recuerdos y no encuentras a esa persona... y el encuentro se convierte en un momento mágico. Un beso.

Netomancia, te sorprendes cuando para algunas personas los recuerdos permanecen intactos y sin embargo los tuyos quedan ausentes. Un saludo.

El antifaz dijo...

¿era un alma paralela?
Besos.

BlueMoon dijo...

Lo importante es que pasaron un buen rato juntas... ¿qué más dá si se conocían de antes o no?
Un beso.

Sandra! dijo...

impresionante.
Esto es arte.