viernes, 10 de julio de 2009

El triste durmiente


El triste durmiente reposa amparado en un vapor soñoliento. Consciente de la necesidad de deshacerse de la pena que le envuelve, prefiere ocultar su rostro mientras espera la llegada de quien logre despojarlo de su halo de melancolía.
En esta creencia, poco lo diferencia de cualquier princesa. No logra ocultar que sus sueños también son de color de rosa.

25 comentarios:

Miguel dijo...

Muy pocas veces la vida es de color rosa. Y a veces los sueños son muy diferentes cuando se hacen realidad.

Se echan en falta tus micro-relatos. No nos castigues sin ellos durante tanto tiempo.

Besotesssssssssss Clara.

Miguel

Alejandro Ramírez dijo...

Mi abuela se queja de que las operaciones de cambio de sexo están acabando con la literatura.

Un beso...

Víctor dijo...

Muy bien ligado con la imagen, Clara. Y suerte en el concurso. Si lo besa una princesa, ¿se convierte en rana?

Saludos lelos!!!

DIAVOLO dijo...

Yo no sé de qué color son mis sueños... pero sí que necesito ayuda para despojarme de mi halo de melancolía.

Besos.

Amador Aranda dijo...

Qué bonito, me ha encantado. Un microrelato precioso. Un abrazo.

josealfonsomartínez dijo...

Decía yo que por dónde andarías; que tardabas. Me apareces ahora, presumiendo de amistades en blanco y rojo en tanto, antes de mi vuelta, en mi bajada, teñido de similar tono, me desvié a propósito desde Lopera y Porcuna para que Ana conociese La Peña y el Caserío. Diciéndole que estaba en Tucci y en Augusta Gemella, quedando circunspecta, decidí buscarte para que asintieses. Preferí explicárselo yo: conociendo tu brevedad y hermosa pequeñez, supe que no te hallaría.

Calvarian dijo...

Ya era hora no??? perezosona. Andaandabas jeje.
Me siento como un triste durmiente...a la espera de...con mis sueños color de rosa
Besix

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

es que no sosmos tan diferentes...añoraba tus escritos...ya pronto dormiremos bajo el mismo cielo...un abrazo

stella dijo...

Clara, tienes en mi blog dos premios que deseo compartir contigo
Más tarde entro a comentarte
Un abrazo
Stella

El antifaz dijo...

Oculta su rostro... me suena. Soñar... es una forma de vivir en paralelo, hasta que con suerte, te despiertas.
Besos.

Letizia dijo...

Aquí está la princesa que puede besar al triste durmiente.

Besos de Princesa

apm dijo...

Hola Clara....!qué bonito relato!, con las palabras justas y precisas, ni de menos ni de más: justitas y precisas.

¿qué más da que sea un triste durmiente que una princesa de fresa?, soñando es igual ser durmiente que princesa.... y si es por soñar... a mi, me gusta soñar en rosa de vez en vez.

Te mando un besote bien gordo y bien sonoro.

José Manuel dijo...

Clara, despues de leer tu relato (yo tambien te echaba en falta) ¿sabes que pienso?, pienso que a veces la realidad es tan dura, tan cruel, tan violenta...que hay quien prefiere dormir y soñar. Pienso que, aunque yo a veces también duerma y sueñe, sería mejor despertarse y luchar para conseguir hacer realidad esos sueños.

Un abrazo.

José Manuel

Svor dijo...

por que me sacas siempre una sonrisa, Clara?

Clara dijo...

Miguel, dejemos que los sueños sigan siendo de color de rosa...
Sabes que yo también echo de menos tus micros. Un besazo.

Alejandro, deduzco que no te ha gustado mi micro o me equivoco? Un abrazo.

Victor, gracias! Te animas a participar en el concurso? Ah! espero que no se convierta en rana, pero eso nunca se sabe! Un beso.

Diavolo, siento no haber podido ayudarte... seguimos siendo amigos, verdad? Un beso,

Amador, muchas gracias! Un abrazo.

José Alfonso, qué sea la última vez que pasas por nuestra querida Tucci sin avisar... Un abrazo.

Calvarian, en mi caso... el calor no es un buen aliado.
No quiero verte como un triste durmiente... estoy segura que pronto llegará la persona que te ayude a hacer realidad tus sueños. Un beso.

Manuel, gracias! Estoy algo "ausente"... Espero que disfrutes de tus vacaciones bajo este mismo cielo! Un abrazo.

Stella, muchas gracias, me paso a visitarte. Un abrazo.

Mi querido Antifaz, soñar es vivir... aunque sea en mundos paralelos. Un beso.

Letizia, bienvenida! Por fin una princesa dispuesta a despertar a los tristes durmientes! Gracias por tu visita.

apm, gracias por tu comentario! Así es... no viene mal de vez en cuando soñar... y si es de rosa, aún mejor. Un beso.

José Manuel, yo también echo en falta tus fotografías... desde mi rinconcito te animo a que publiques más.
De vez en cuando no viene mal elevar la dosis de los sueños para evadirnos de la realidad... pero como bien dices, hay que despertar y luchar por ellos... Un abrazo.

Svor, me alegro sacarte una sonrisa! Eso me hace también a mí sonreir y hoy se puede decir que lo necesitaba. Un abrazo.

Leonard dijo...

Interesante minificción, me agrada, melancolía, de lo que uno desea, y no logra ver en el mundo.^^

Alatriste dijo...

La melancolía y la nostalgia, no entiende de sexos. Todos cargamos con nuestra cruz emocional. Un beso fuerte, amiga y gracias por cada una de tus opiniones en mi desván. Siempre eres bien recibida. Cuídate.

BlueMoon dijo...

Hola Clara!
Creo que el color de sus sueños dice mucho de él. Mis sueños son un poco grises... conseguí darles un poco de color después de tu última entrada del insomnio, pero se están descoloriendo otra vez.
Me ha gustado mucho, como siempre... y la imagen también.
Muchos besos.

Jesús dijo...

El triste durmiente sueña. Su melancolía es suficiente.
Quizás no espere a nadie, ni príncipe, ni princesa. Simplemente es él el que tiene que querer despertarse, aceptar sus sueños rosas y lanzarse a vivirlos, superando los miedos, los prejuicios, los otros.

Ese halo de tristeza, de melancolía le hace bello, único, inalcanzable.

Besos

Letizia dijo...

Veo que sigues con el durmiente. Yo pensaba que ya estaba despierto después de mi beso de princesa nda rana.

Besos de Princesa

StraVaGantzZa dijo...

¿Habrá princesas que sueñen en azul?

*Sechat* dijo...

Los sueños siempre pueden ser un refugio en que ampararnos cuando las cosas no marchan como quisiéramos. Hermoso relato, de verdad.

BlueMoon dijo...

¿Dónde está la reina de los microrrelatos? ¿De vacaciones quizá?
Besotes.

calma dijo...

Precioso Clara, todos vivimos el cuento.
Saludos

Alatriste dijo...

Ya es hora de despertar y de volver, ¿no? Espero que estés muy bien. Un besazo y cuídate mucho. Se te echa de menos. Hasta pronto.